• Omar Gutiérrez

#DesdeLaCueva: Nueva Vida

Por segunda y última ocasión, #DesdeLaCueva se centrará en un tema de impacto social que no puede dejar de visibilizarse, porque si no somos los propios habitantes quienes hablemos de este tema, el colapso en la Línea 12, más rápido darán carpetazo las autoridades, y por la memoria de los 26 pasajeros que perdieron la vida, esto no puede ser así.


En resumen, los últimos 11 días se han convertido en una triste nueva vida. Sin Metro, tenemos más tráfico porque la solución temporal del gobierno de la CDMX fue mandar decenas de camiones a sustituir el servicio de la Línea 12.


Tláhuac sólo tiene dos salidas: Avenida Tláhuac y Avenida Canal de Chalco, la primera está parcialmente cerrada y la otra saturada desde hace meses porque el gobierno de la ciudad construye un distribuidor vial en lo que antes era un humedal y una reserva ecológica, en Cuemanco. Ustedes juzguen.


Antes, con Metro, para viajar de Tláhuac a Mixcoac se hacía una hora, ahora se hacen hasta dos y media o tres en el peor de los casos. Las lluvias llegaron y sin Metro, las rutas directas al oriente de la CDMX y el EDOMEX se volvieron imposibles. Una vez más, los habitantes del oriente nos exponemos no solo a los asaltos tan cotidianos en esta zona, sino también a inundaciones.



Si bien el miedo sobre la línea sigue presente, también impera la necesidad de llegar rápido al trabajo. Los estudiantes no lo recienten aún porque continúan con las clases a distancia, pero tarde o temprano también les va a pegar. Una vez más, quedó demostrado que el oriente es esa parte olvidada de la ciudad que, incluso, muchos ven como parte del Estado de México.


A diferencia del incendio en el centro de control del Metro, cuando trabajadores del Metro, la CFE y el gobierno de la CDMX trabajaron día y noche por reestablecer el servicio, en Tláhuac parece no haber prisa. Urgía conectar el centro y el poniente, el oriente puede esperar.


De eso consiste la nueva vida para miles de personas que se quedaron sin su principal medio de transporte, de sobrevivir cada día. La esperanza de salir adelante sigue, porque confiamos que, como siempre, saldremos victoriosos.




Entradas Recientes

Ver todo