• Xarli Rubio

#AltaFidelidad. Raya y El Último Dragón

Raya es la película animada número 59 de la casa del ratón, fué estrenada el 5 de marzo del 2021, con las voces de Kelly Marie Tran como Raya y Awkwafina como Sisu.


La película se desarolla en una tierra fantástica llamada Kumandra inspirada en las culturas del Sureste Asiático como Brunei, Singapore, Laos, Thailand, Timor-Leste, Cambodia, Vietnam, Myanmar, Malaysia, Indonesia, y Filipinas. Para las investigaciones de transfondo se hicieron viajes de expedición a la mayoria de los países arriba mencionados. El artista tailandés Fawn Veerasunthorn sirvió como jefe de historia para el filme, y se conjuntó un colectivo cultural de consultores que incluyeron a profesores de Antropología de Lao de la Universidad del Estado de California.


En su primer fin de semana Raya recaudó $6.5 millones de dólares, muy, pero muy por debajo de los $243.4 millones de dólares que logró Frozen en 2013. Pero ésto es debido a la actual Pandemia de COVID con la que ya estamos familiarizados.


Una película con una animación magníficamente elaborada, que casi llega al calibre de Pixar, con una idea central de crear puentes entre dos ideas muy diferentes y encontrar terreno en común para poder generar confianza entre todos, no podía haber un mensaje mas necesario en estos tiempo tan divisivos. Si me lo preguntan es como una versión de Game of Thrones versión Disney, y es que aunque los motivos de los protagonistas son muy diferentes, la temática de los conflictos entre los reinos o tribus quienes están peleando por el trono de hierro, no se dan cuenta que los whitewalkers están ahí, durante todo el tiempo.

Kumandra es una tierra llena de espíritus malignos llamados Druns que petrifican a las población y se multiplican después de obtener su fuerza vital. Los dragones de Kumandra usaron la magia remanente para crear una esfera que servirá para alejar a lso Druns con la finalidad de revivir a toda la población pero algo sale mal y terminan por convertirse en piedra ellos mismos. Una lucha por la esfera divide a Kumandra en las tribus Fang, Heart, Spine, Talon y Tail.


Pasaron 500 años y el jefe de la tribu Heart, ha entrenado a su hija Raya para proteger la esfera con la firme creencia de que las tribus se unirán una vez más. En una fiesta entre las cinco tribus Raya se hace amiga de la hija del jefe Virana de la tribu Fang, Namaari, y le muestra la ubicación de la esfera. Cuando la Tribu Fang intenta robarlo, estalla una pelea entre las tribus, lo que resulta en la destrucción de la esfera. Los Druns reaparecen repentinamente cuando cada una de las tribus roba una pieza, y el jefe Benja se encuentra entre las víctimas.


Durante los siguientes seis años, Raya intenta encontrar al dragón que creo la esfera, y quien se piensa que es el último de la especie, para ayudarle a recuperar las piezas de la esfera que faltan. Pero cuando logra convocarla, la dragón de nombre Sisu admite que ella no fue quien creó la esfera pero podría usar sus poderes


Se enbarca en una aventura donde visitan toda las tribus y poco a poco recuperan todas las piezas de la esfera , cuando est[an a punto de recuperar la quinta pieza, Sisu sugiere pedir la última pieza en vez de robarla, confesándole a Raya como los hermanos de Sisu confiaron en ella para proteger Kumandra.


Raya lo ofrece a Namári un pendiente de dragón, pero cuando ésta ve la esfera hay una pelea que desáta todo el conflcto del tercer acto, tiempo después llegan los Druns, Raya y Namári, como buena película de Disney se dan cuenta que tienen un conflicto en común y deciden ayudar a los demás y combatir a los Druns. Raya les dice que necesitan volver a montar la esfera pero sus amigos se niegan a perdonar a Namári. Para mostrar su fé, Raya le da a Namári su pieza y el resto sigue su ejemplo, ahora ella puede completar la esfera. Con ésto los Druun son vencidos y todos vuelven a la vida.


Todos se reúnen con sus seres queridos. Los dragones y las tribus se reúnen en Heart para celebrar y formar Kumandra una vez más.


Es una idea novedosa para Disney, pero no tuvo el mismo empuje mercadotécnico que otras películas, lo cual me hace pensar que están dejando de pensar en hacer buenas películas y solo enfocarse en el merchadising de las películas, que es donde está la ganancia del Imperioo. Dejando que las casas asociadas como Marvel, Pixar y LucasFilm hagan la tarea pesada de crear ideas nuevas y los estudios de animaci[on originales solo les queda aprovechar la tecnología que sus familiares le dejan. Es una buena película, pero al día siguiente no la recordé mucho, seguía pensando en que es lo que había pasado en el final de WandaVision, por muy elaborada que esté la animación no es Pixar. Me gusta mucho la película, sin embargo en vez de sentirse como una nueva época dorada de Disney y estar emocionado por la buenas ideas que están teniendo, se siente más como, un final.